Un año después

Por un motivo u otro, hace casi un año desde la última vez que escribí alguna entrada en este blog. Desde entonces han pasado muchas cosas relacionadas con el mundo islámico.

En Siria continua una guerra que ha destapado una nueva pesadilla para Occidente, el Estado Islámico. Irán sigue adelante con su proyecto nuclear mientras EEUU baila al son que la República Islámica marca. Europa fue nuevamente golpeada con el atentado del periódico Charlie Hebdo. En España se producen detenciones relacionadas con el integrismo musulmán, incluyendo cierto individuo que estuvo en Guantánamo y que iba por los distintos medios de este país auto proclamándose víctima inocente. Y la lista sigue y sigue.

¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde nos dirigimos?

Actualmente el mayor problema que sacude la política internacional y europea es el tema económico. Estamos tan centrados en esta circunstancia que nada parece distraer nuestras miradas. La llegada del Estado Islámico no ha supuesto un nuevo frente en la lucha entre dos mundos, más allá de algunos titulares en la prensa nacional.

Las decapitaciones publicas, la destrucción de complejos arquitectónicos históricos y el avance continuado de su territorio no consigue arrancar más de un “¡vaya lo que hacen!” entre los que son obligados a ver la noticia en un telediario o caen, por curiosidad, en una web de un periódico digital.

Nadie quiere enfrentar el problema. Los países europeos siente que no va con ellos. Una mezcla de “eso sería muy caro” unido a un extraño cariño hacia el mundo musulmán que siempre han profesado las altas esferas de la Unión Europea. El ciudadano de a pie no es muy diferente. Parece que el tema no interesa. Siente que está lejos, que eso nunca pasará aquí y que no tenemos por qué hacer nada al respecto. En su interior, piensa que aún hay tiempo en el caso de que tuviésemos que hacer algo.

Y mientras, el flujo continuado de inmigración musulmana, el nacimiento de niños de familias musulmanes asentadas, que no integradas, en Europa suma y sigue día a día. Una bomba de relojería que estallará el día menos pensado. Pero no pasa nada. “Lo de Charlie Hebdo es algo aislado, algún que otro integrista suelto”. Nadie se plantea lo que supone que los terroristas hubiesen nacido en la propia Francia, criados en el sistema educativo francés, con las mismas oportunidades que cualquier francés autóctono, de los que su familia es francesa desde Napoleon o antes. Tampoco ven el peligro a que uno de los que cortan cabezas en el Estado Islámico hubiese nacido en Inglaterra y hable un ingles tan refinado como alguien de Oxford. ¿No ven el peligro los españoles que eran vecinos de algunos de los que lo dejó todo en un país desarrollado y se fueron a luchar a Siria del lado del Estado Islámico?

Y el tema iraní. El bueno de Obama está consiguiéndolo. En su interior se ha propuesto nuclearizar Oriente Medio y que Israel sienta el verdadero peligro. No hace lo más mínimo por frenar la bomba atómica iraní. Y no solo eso, tampoco mueve un solo dedo a la hora de frenar la enorme influencia que la Republica Islámica está alcanzando en la región, con un país llamado Irak casi rendido a sus pies, y Siria, donde su ayuda es la única que mantiene en el poder a Al Asad.

Obama, que personaje. El racismo negro trajo a un presidente mediocre, de raíces musulmanas, con un odio hacia Israel que le cuesta disimular. ¿Qué mundo quieres dejar tras tu mandato? Traicionó a Mubarak. Definió como ejemplo democrático la llegada de los Hermanos Musulmanes, cuestionó su caída. ¿Qué será lo siguiente?

Queda poco para la finalización de su presidencia y creo que aún queda por mostrar su golpe final, algo que lleva preparando desde hace tiempo, el reconocimiento del Estado Palestino. La gran justificación para el integrísimo islámico de que mediante el terror, los escudos humanos, las bombas en mercados y autobuses, se consigue todo. Ojalá me equivoque pero no lo creo.

Después de un año sin escribir nada sigue igual, todo está peor. Ante esto, “la lucha continua”.

El mayor daño recibido por el pueblo judio, desde la Segunda Guerra Mundial, tiene nombre y apellidos. Barack HUSSEIN Obama.

Continue reading

Hamás y los medios de comunicación

El cineasta Michael Grynszpan escribió en Facebook que un periodista español le había dado una explicación sencilla de por qué las imágenes de los terroristas de Hamás no aparecían en los medios de comunicación. “Es muy simple. Nosotros veíamos a la gente de Hamás allí, lanzando cohetes cerca de nuestro hotel; ellos nos dejaron claro que si alguno de nosotros se atrevía a apuntar nuestras cámaras hacia ellos, simplemente nos dispararían y matarían”.

La ejecutiva del New York Times, Eileen Murphy, ofreció otra razón por la falta de imágenes de operativos terroristas en los periódicos. “Es muy difícil de identificar a Hamás porque no visten uniformes o alguna insignia visible”.

El diario francés Libération publicó un artículo sobre el periodista franco-palestino Radjaa Abu Dagga, que fue convocado para ser interrogado por terroristas de Hamás en una oficina en el interior del hospital Shifa. Dagga informó que los terroristas estaban todos bien vestidos “vistiendo ropas de civiles, con una pistola bajo su camisa y walkie-talkies”. Los terroristas acusaron a Abu Dagga de trabajar para la Autoridad Palestina e Israel y le ordenaron dejar Gaza de inmediato sin sus papeles. Después, Abu Dagga pidió a Libération que eliminaran el artículo por razones desconocidas.

Abu Dagga no es el único periodista en Gaza que escribió sobre ser intimidado y amenazado por terroristas descontentos con el contenido de sus reportes. Un reportero de Financial Times, John Reed, reportó ser amenazado luego de escribir en un tweet que cohetes habían sido disparados cerca del Hospital de Shifa, en el mismo edificio civil donde Abu Dagga fue cuestionado.

El Hospital de Shifa fue golpeado por un cohete disparado por terroristas gazatíes momentos después.

Muchos otros incidentes han sido reportados por periodistas que intentaron escribir e informar sobre lo que realmente pasa en Gaza y fueron consecuentemente forzados a eliminar lo que anteriormente habian reportado y sus equipos fueron confiscados.

La periodista canadiense Janis Mackey Frayer fue amenazada después de twittear que había visto a varios terroristas de Hamás en Shuja’iya disfrazados de civiles.

Manual de Guerra de Hamás o cómo usar a los civiles

Este es el tipo de noticia que gusta publicar en la prensa española:

Manual de Guerra de Hamás (Guerra Urbana): Una de las últimas noticias que han salido trás la búsqueda de túneles de Hamás ha sido encontrar un manual de uso de cómo realizar enfrentamientos con Israel. Pertenece a la Brigada Shuja’iya del ala militar de Hamás, las Brigadas Al-Qassam.

Os detallo los puntos más importantes:

El manual sugiere y explica cómo la población civil gazatí puede ser utilizada contra el Ejercito de Israel y revela que Hamás sabe que el ejército israelí se compromete a minimizar el daño a civiles.

En un capitulo titulado “Limitación en el empleo de las armas” el manual explica que: “Los soldados y los comandantes de las FDI limitan el uso de armas y tácticas que puedan generar la pérdida innecesaria de personas o la destrucción de instalaciones civiles. Es difícil para ellos hacer uso máximo de sus armamentos, especialmente del fuego proveniente de artillería y tanques”.

Luego el manual explica que los lugares donde existe la “presencia de civiles son núcleos de resistencia” que ocasionan tres grandes problemas al avance de las tropas israelíes:

“(1) Problemas al abrir fuego. (2) Problemas en controlar a la población civil durante y después de las operaciones. (3) Garantizar el suministro de la atención médica a los civiles que lo necesitan”.

“La destrucción de casas de civiles aumenta el odio de los ciudadanos hacia los atacantes (el ejército israelí), al mismo tiempo que aumenta el apoyo a los defensores de la ciudad (fuerzas de resistencia, es decir Hamás)”.

manua_shajiyal1 manual_shaiya_text

El problema con el Islam está profundamente arraigado en sus enseñanzas. El Islam no es sólo una religión. Islam es también una ideología política que predica la violencia y su programa se aplica por la fuerza.

Wafa Sultan

Continue reading

Hamás golpea a su propia gente

Hoy dos cohetes lanzados por Hamás han caido en su propia población, uno en un hospital y otro en un campo de refugiados, provocando 14 muertos, 8 de ellos niños y numerosos heridos. Los medio de comunicación y la comunidad internacional calla y obvia la autoría. Desde el 8 de julio unos 200 cohetes lanzados por Hamás han caido en su propio territorio.